GENERALIDADES

 

Chinchilla es un género que incluye un grupo de roedores histricomorfo* que pertenecen a la familia Chinchillidae, conocidas vulgarmente como Chinchillas. El género Chinchilla agrupa dos especies, Chinchilla lanigera y Chinchilla chinchilla (antes brevicaudata).

Ambas especies se encuentran en peligro de extinción. Esto es debido a que las chinchillas son muy apreciadas por su piel, y a causa de esto han sufrido una intensiva caza hasta llegar al escaso número de ejemplares que hay hoy día.

 

La Chinchilla doméstica es un híbrido de estas dos especies, con una fuerte influencia de C. lanigera ya que C. chinchilla es mucho más rara. El interés original por la Chinchilla no era más que la producción de pieles, también ha sido utilizada para la investigación y más recientemente se ha criado como animal de compañía.

 

A lo largo del tiempo han aparecido en los diferentes criaderos varias mutaciones/colores aunque la cría de chinchillas comenzó hace menos de un siglo.

 

*Roedores histricomorfos: suborden de roedores que tienen en común algunos caracteres esqueléticos como la separación de la tibia y la fíbula o peroné, y la robustez del arco cigomático. Se encuentran por todo el globo excepto en Australia, aunque la mayoría se habitan en Sudamerica. Incluye algunas especies como: puercoespines, chinchillas, cobayas, capibaras, etc.


 

 

Imágenes extraídas de Wikipedia
Imágenes extraídas de Wikipedia

 

MORFOLOGÍA Y COMPORTAMIENTO

 

Las chinchillas salvajes casi han desaparecido, sin embarbo se han hecho algunas observaciones (AE Brehm, 1864; Jiménez, 1995) pero raras e infrecuentes aunque permiten hacerse una idea de su morfología y su comportamiento.

 

Las chinchillas domésticas heredaron las características de sus antepasados salvajes. Estos roedores del tamaño de un pequeño conejo están perfectamente adaptados a su modo de vida en un hábitat hostil. Las Chinchillas emiten una gran cantidad de sonidos para comunicarse con sus congéneres y expresar su estado de ánimo. Estos sonidos van desde silvidos, hasta trinos, ladridos y chasqueos de dientes.

 

Los dientes de las chinchillas son de color anaranjado. Poseen unos grandes ojos y orejas que les permiten orientarse bien en la oscuridad dado que son animales de hábitos nocturnos. Las patas delanteras son más bien cortas con dedos parcialmente atrofiados pero que le permite agarrar y asir pequeños objetos, tales como ramitas. Por el contrario, sus patas traseras son largas, recordando a las de un canguro. Las almohadillas de sus patas son antideslizantes y estas características les permite huir de los depredadores. Sus ojos tienen el iris vertical, al igual que los gatos, se puede apreciar si el ambiente es muy luminoso, cuando hay penumbra sus ojos presentan un iris más redondeado. Los ojos aunque aparenten ser negros son de un color marrón oscuro muy intenso. Ciertas mutaciones tienen asociadas un color de ojos vino tinto o rosado de sus ojos.

Morfología de pata delantera y trasera de Chinchilla donde se aprecian los dedos parcialmente atrofiados.
Morfología de pata delantera y trasera de Chinchilla donde se aprecian los dedos parcialmente atrofiados.

 

HÁBITAT

 

El hábitat natural de las Chinchillas es la cordillera de los Andes, de más de 4500 metros de altitud, habitando en zonas rocosas desérticas.  El clima es algo severo con temperaturas de verano llegando durante el mediodía a 30 °C a la sombra, y cayendo a 7 °C por la noche (o debajo de punto de congelación en invierno).

 

Las Chinchillas no soporta las temperaturas altas pero combaten eso con su hábito de vida adaptado a las condiciones nocturas, comienzan su actividad hacia el crepúsculo cuando las temperaturas no son tan elevadas y durante el día se protegen en madrigueras con una temperatura bastante inferior a la que hay en la superficie.

 

Nichos que ocupan las dos especies de Chinchilla salvaje. Imagen extraída de Wikipedia.
Nichos que ocupan las dos especies de Chinchilla salvaje. Imagen extraída de Wikipedia.

El hábitat típico es de suelos rocosos o arenososo con cobertura de duros arbustos espinosos, pocas hierbas, abundantes cactáceas, y parches de bromeliáceas suculentas, contra la costa. Consumen palntas suculentas en verano, y aparentemente no beben nada en estado salvaje, el agua que puedan presentar las plantas del rocío de la mañana.

Habitat Chinchilla salvaje. Imagen extraida de: http://www.zgap.de/ChinchillaEN.html
Habitat Chinchilla salvaje. Imagen extraida de: http://www.zgap.de/ChinchillaEN.html

Las Chinchillas son animales presa y su estrategía para evitar ser cazados es la huída. Sus patas traseras con almohadillas antideslizante y su larga y espesa cola les permiten huir corriendo, dando pequeños saltos al estilo canguro y trepar las rocas con gran habilidad y soltura.

 

En caso de que el depredador pueda cazarla tienen la capacidad de soltar bolas de pelo pues que este está anclado muy debilemente a la piel, liberandose así del depredador. En caso de atraparles la cola ésta se caracteriza por su fragilidad por lo que se rompe facilmente dejando libre a la chinchilla.

 

CARACTERÍSTICAS Y ALIMENTACIÓN

 

El pelaje de las chinchillas es peculiarmente denso lo que evita la pérdida de calor en un ambiente en el que la temperatura varía mucho de la noche a la mañana. En la mayoría de las especies, incluida la humana, cada folículo piloso lleva un único pelo, en las chinchillas cada folículo puede contener de 25 a 40 pelos.

 

Se trata del pelaje más espeso de entre todas las especies. Esto forma parte de un sistema de defensa ya que al contener tantos pelos por folículos estos están adheridos de forma débil por lo que pueden desprenderse de forma fácil cuando un depredador las captura, dejando un mechón entre sus garras o fauces.

 

El territorio en el que las chinchillas viven es árido y forman sus nidos en cavidades que encuentran y entre arbustos. Su pelaje lo cuidan bañándose en el polvo volcánico característico de esta tierra.

 

En su hábitat natural se alimentan fundamentalmente de una planta herbácea llamada pasto rey (Nasella chilensis), propia de los altos páramos. También consumen frecuentemente otras plantas como Stipa plumosa. Cordia decandra así como líquenes. Esta comída es muy hipocalórica por lo que han de comer mucha cantidad para abastecer su necesidad diaria de energía desgastando sus dientes de forma correcta. Debido a esto en cautividad es importante que coman muchísimo heno ya que la dieta en cautividad es más calorica, necesitan comer menos y no desgastan tan bien los dientes.


En estado salvaje beben agua del rocío, y comen alimentos variados que cogen con sus patitas anteriores. Su dieta es esencialmente vegetariana (hierba, cactus, frutas, etc.) Las chinchillas se comen cualquier vegetal comestible, pero a veces también pueden consumir insectos. Esto es una forma de adaptarse a las estaciones y a los períodos secos. Gracias a una dentición continua y su sistema digestivo con un ciego y colon muy desarrollados y favorables a las bacterias, las chinchillas pueden soportar esta dieta muy rica en fibras. Al contrario de lo que dice un mito muy extendido, incluso dentro de la comunidad científica, la chinchilla no es cecótrofo,  no reingiere habitualmente sus excrementos (como los conejos), sino que sólo sería un coprófago  condicional.

 

Nasella chilensis y Stipa plumosa
Nasella chilensis y Stipa plumosa

REPRODUCCIÓN

 

Las chinchillas en libertad viven alrededor de 10 años y en cautividad pueden llegar a alcanzar entre los 15 y 20 años a veces superando esta media. Las chinchillas tienen una reproducción muy lenta en comparaci´ón con otros roedores.

 

  • La madurez sexual se alcanza a los 5 meses, el celo se produce una vez cada 28 días, dura entre 3-5 días y tano solo son fértiles durante unas horas.
  • La gestación dura alrededor de 111 días en los que la hembra aumentará de peso y comerá más a menudo, al final de la gestación descansará durante más tiempo llegandose a tumbar de lado para poder descansar.
  • Las crías nacen muy desarrollada con pelo, dientes y ojos abiertos. Pueden andar, correr y saltar y desde el primer día pueden tomar comida solida.
  • La lactancia de las crías dura un mínimo de 2 meses, aunque pueden tomar alimento solido prácticamente desde nacer, necesitando aún así la leche materna.
  • Las hembras tienen una media de 2 camadas por año y pueden llegar a tener entre una y tres crías. No es aconsejable que tengan más de 2 camadas debido a la larga gestación y lactancia ya que esto produciría un gran desgaste en la hembra.

 

ORIGEN Y PREHISTORIA

 

Prehistoria

 

Fuente: http://www.care2.com/news/member/442150667/604911

Se conocen fósiles de antepasados de la chinchilla en América del sur, en capas que van desde el Eoceno superior hasta el Plioceno y Pleistoceno, por lo que han vivido en esta zona durante unos 50 millones de años.

 

Los científicos creen que las chinchillas son los descendientes directos del Eumeganys, un animal prehistórico similar a las chinchillas pero más grande. Los fósiles del cual fueron descubiertos en la Argentina y las chinchillas han permanecido siempre en el mismo territorio (la parte de los Andes que bordea la costa occidental de Sudamérica) debido a las barreras naturales y a los depredadores.

 

Fuente: http://funnymanga.wordpress.com/2012/09/26/extinct-animal-in-cage-of-eden-eumegamys/
Fuente: http://funnymanga.wordpress.com/2012/09/26/extinct-animal-in-cage-of-eden-eumegamys/

Descubrimiento y caza

 

Antaño las chinchillas salvajes estaban muy extendidas por la cordillera de los Andes y montañas adyacentes. En 1864 aún se podian observar cientos de chinchillas en los Andes corriendo entre las escarpadas montañas.

 

Época precolombina: el uso del pelaje de las chinchillas se remonta a bastante antes del Imperio inca, pero también se cazaban por la carne y curiosamente como animal de compañía. Los chiches  utilizaban para hacer ropa e hilaban los pelos para fabricar mantas. Cuando los chiches fueron derrocados por los incas estos últimos reservaron el uso de los pelo sde chinchilla para tunicas de ceremonias reales.

 

 

Caza intensiva

 

El pelaje es extremadamente suave y denso, mucho más espesos que en otras especies (20.000 pelos por cm²), esto lo convierte en uno de los pelajes más caros y causa de la desaparición de este bello animal en su estado salvaje debido a la caza intensiva.

 

Los conquistadores españoles descubrieron la suavidad de su pelaje en el siglo XVIII comenzaron a exportar pieles ha España.

 

La caza intensiva comenzó en 1828 en el norte de Chile. A partir de 1890 se empezó a tomar conciencia del riesgo de extención de este animal, ya que la chinchilla se reproduce mucho más lentamente que otros roedores. En 1898 se regalmentó la caza pero tuvo poco éxito.

 

En 1900 el director del centro de Investigación Zoológica y Votánica de Santiago de Chile pidio al gobierno que se protegiera las chinchillas, su petición fue en vano ya que el gobierno consideró que aún eran muy numerosas. Con esto solo se consiguió que entre 1900 y 1909 aproximadamente 1,5 millones de animales por año.

 

En 1910 los principales exportadores firmaron un tratado para prohibir la caza y la exportación de las chinchillas, el unico efecto fue un aumento del precio de las pieles.

 

Hacia 1913, capturando un único animal por mes, los cazadores de chinchillas ganaban más trabajando en las minas.

 

Entre 1840 y 1916 fueron exterminadas más de 21 millones de chinchillas. En 1917 debido a la caza intensiva de chinchillas ya la destrucción de su hábitat, esta estaba casi extinguida. Las pieles se exportaban principalmente a Estados Unidos, Inglaterra, Francia y Alemania.

En 1929 una piel podría alcanzar el precio de 170 dólares y los comerciantes de pieles dieron instrucciones de obtener pieles a "cualquier precio". Este mismo año se promulgó una ley de protección que no fue aplicada estrictamente hasta 1983 con la creación de la Reserva Nacional Las Chinchillas en Chile.

 

La caza de C. lanigera duró hasta 1968 no sólo por su pelaje sino también para renovar su base genética, por parte de los criadores de chinchillas domésticas que se multiplicaban en aquella época. Esto contribuyó paradójicamente a reducir aún más la población salvaje.

 

SITUACIÓN ACTUAL

Las poblaciones de chinchillas fueron muy abundantes en épocas pasadas, pero en la actualidad, debido a la caza indiscriminada para obtener su valiosa piel, la especie se encuentra con problemas de conservación y protegida legalmente por una veda indefinida. La Reserva Nacional las Chinchillas, es la unidad destinada a proteger de la extinción a las últimas colonias de chinchillas que existen el país.

 

Históricamente se distribuían desde el Norte del Perú  hasta el Sur de Talca, principalmente por zonas de ladera y ambientes áridos. Hacia la mitad del siglo XIX, ya no se encontraban al sur del río Choapa, y actualmente, solamente podemos encontrar poblacions de chinchillas salvajes en Aucó (31ºS), cerca de Illapel, IV Región, en la Reserva Nacional Las Chinchillas, y en La Higuera (29ºS), al norte de Coquimbo.